Sustainability not only for tomorrow but for today’s well being – Sostenibilidad no solo para mañana sino para el bienestar de hoy

Happy to see that the Economics Nobel winners have focused more on sustainability and people’s well being … we cannot think only on the future and bypass our present. We need to change the way we face competitiveness, it is not a matter of discourses, it is a matter to internalize those externalities and be ready to accept that we need to pay more to enjoy those products worldwide.
We do not only need to bring our bags to the supermarket to avoid the use of plastic bags. We need to buy those goods at real prices. We cannot assume that by buying Chinese or smuggled goods we pay less, we have to pay for them, incorporating sustainability and environmentally friendly concepts. And, if that means we stop buying some goods or amenities, we should do it.
=======

Me alegra ver que los ganadores del Premio Nobel de Economía se han centrado más en la sostenibilidad y el bienestar de las personas … no podemos pensar solo en el futuro y pasar por alto nuestro presente. Necesitamos cambiar la forma en que enfrentamos la competitividad, no es una cuestión de discursos, es una cuestión de internalizar esas externalidades y estar dispuestos a aceptar que debemos pagar más para disfrutar de esos productos en todo el mundo.

No solo tenemos que llevar nuestras bolsas al supermercado para evitar el uso de bolsas de plástico. Necesitamos comprar esos bienes a precios reales. No podemos asumir que al comprar productos chinos o de contrabando pagamos menos, tenemos que pagar por ellos, incorporando la sostenibilidad y los conceptos ecológicos. Y, si eso significa que dejamos de comprar algunos bienes o servicios, deberíamos hacerlo.

Anuncios

Realidad virtual, demagógica o la cruda verdad y que hacer al respecto?

Nuestra Bolivia enfrenta un gran dilema: no hacer nada o recuperar nuestra competitividad.

Si solo vemos los datos macroeconómicos, o algunas expresiones de algunos representantes de la cooperación internacional, podemos engañarnos y pensar que vamos bien, que el segundo aguinaldo está a la vuelta de la esquina.

Si escuchamos a los politicos de todas las gamas posibles, ideológicamente hablando, sobre las tendencias cambiantes en nuestro continente, podremos inferir que nos costará muchísimo recuperar la competitividad para seguir creciendo.

La mayoría de nuestra sociedad convive bajo un sector privado muy pequeño, una economía informal extremadamente frágil, donde cualquier interferencia política como ofrecimientos demagógicos nos quita competitividad. Cualquier reclamo laboral ante el Ministerio de Trabajo, o negociaciones sobre aumentos salariales, se realizan sin nuestro aporte, nuestra opinion NO importa, NO les interesa.

Sin embargo, nosotros no hacemos esas estadísticas, no estamos en el gobierno, ni en la oposición política, tampoco somos parte de la cooperación internacional,… entonces, cuál es nuestra cruda realidad?

Debemos buscar nichos de mercado, donde la calidad de nuestros productos tengan una competitividad clara. Busquemos primero dentro de nuestro país, luego recurramos a aquellos donde existen tratados preferenciales que si bien NO conocemos de ellos, podemos pedir que la CEPB, CAINCO, CNI, etc, y estos puedan darnos esa información.

Debemos cuidar de crecer mucho para NO ser sujeto de interés para los politicos, o gremios sindicales. Invertir en nuestro personal y al mismo tiempo evitar perderlos. Bolivia debe desarrollar mejor la política de generar un clima laboral y de fidelidad. El gobierno no nos ayudara en esto.

Debemos contratar contadores públicos eficientes, que eviten nos pasen multas de todo y nada. Debemos compartir información con nuestros proveedores o en nuestra industria. Si no compartimos lecciones aprendidas, todos estaremos condenados al fracaso.

Nuestra inventiva debe mejorar sustancialmente, no hagamos como los vendedores en las trancas de control en nuestros caminos, primero hay una vendedora y luego docenas, vendiendo lo mismo …

No esperemos nada del gobierno, ni de los políticos, busquemos como satisfacer las necesidades de nuestros clientes. Crezcamos a paso seguro.